Techos verdes franceses: obligatorios en locales comerciales por ley

Paris techos verdes

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Como si no bastara con ser paradigma del urbanismo moderno, la «Ciudad Luz» ahora quiere iluminarse de verde. Primero fue el sistema de bicicletas públicas, después el alquiler de autos eléctricos, más tarde llegó la idea cambiar autopistas por espacios públicos para los peatones.

Siguiendo este mismo camino, el parlamento francés aprobó una ley que obligará a todos los nuevos edificios comerciales a instalar techos verdes o paneles solares en sus terrazas.

La iniciativa buscar reducir de manera gradual la dependencia que tiene Francia a las centrales nucleares que proporcionan el 75% de la demanda energética del país. La incorporación de azoteas verdes ayudará a cambiar la matriz energética gala, además de reducir la cantidad de energía necesaria para mantener el calor en invierno y una baja temperatura en verano.

Esta medida ya fue adoptada por otras ciudades como Copenhague, donde las autoridades vieron en los techos verdes una una alternativa para manejar eficientemente el agua de lluvia, debido a que se estima que en la ciudad danesa en los próximos 100 años lloverá un 30 por ciento más que en la actualidad.

En Brasil también se consiguen

Brasil copia el "buen ejemplo" de la ley francesa

Brasil copia el «buen ejemplo» de la ley francesa

La nueva ley francesa sirvió de inspiración a los legisladores de la ciudad brasileña de Recife que aprobaron una normativa de similares características. Ni bien entre en vigencia, la ciudad obligará a instalar techos verdes en cualquier nuevo edificio con más de 4 pisos y áreas construidas de más de 400 metros cuadrados.

Con el fin de reducir el efecto «isla de calor», el ayuntamiento de la quinta ciudad más grande de Brasil obligará a plantar pasto, vegetales, arbustos y árboles pequeños en las losas de los edificios.

La futura legislación también prevé la construcción de embalses para captar el agua de lluvia en los nuevos edificios comerciales y residenciales que tienen más de 500 metros cuadrados construidos. El agua almacenada se reciclará para uso sanitario, riego o lavado de veredas. Los embalses también ayudarían a prevenir las inundaciones, retener temporalmente agua para que el sistema de drenaje urbano no esté sobrecargado.

Share on FacebookTweet about this on Twitter



¿Qué opinás?

Your email address will not be published.