Santiago de Chile, en estado de emergencia ambiental

imgres

Share on FacebookTweet about this on Twitter

En plena Copa América, Santiago de Chile, sede de la competencia futbolística, entró en estado de emergencia ambiental.

Ante la situación, las autoridades determinaron que miles de coches y cientos de negocios dejaran de funcionar temporalmente, para intentar dispersar y mitigar la cortina de humo gris que tapaba la capital del país, indicadores de niveles de contaminación aún más altos que los habitualmente elevados en la ciudad.

El estado de emergencia fue declarado a comienzo de la semana, luego de que se realizara la última verificación de la calidad del aire. Entonces más de 650.000 vehículos detuvieron, mientras unos 300.000 aún seguían circulando.

Debido a la situación unos1300 comercios de cerraron sus puertas (básicamente aquellos que se estima producen un alto nivel de contaminación). Se recomendó a más de 7 millones de personas que permanecieran en sus casas el mayor tiempo posible mientras, de algún modo ajena a esta preocupante realidad, la Copa América continuó sin demasiadas novedades.

El gobernador regional, Claudio Orrego, explicó que buena parte de la contaminación detectada a lo largo de los últimos días se ha debido a los protestantes que han quemado llantas, tratando de desviar la atención que recibe la Copa América 2015 hacia sus propias causas. Orrego calificó a los manifestantes » personas sin cabeza ni corazón”.

Este año las autoridades chilenas han comenzado a seguir muy de cerca a las partículas de contaminación más pequeñas, aquellas que llegan con más facilidad hasta los pulmones de la gente. La sequía y la falta de previsión de lluvias de la región, mientras tanto, no colaboran a la hora de paliar el problema.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Palabras clave:



¿Qué opinás?

Your email address will not be published.