Reciclado: materia aprobada en las escuelas porteñas

2058751w645

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Separar residuos, ya es no es una materia pendiente para chicos de más de 2500 escuelas públicas y privadas de la ciudad de Buenos Aires.

Separar residuos, materia aprobada!

Separar residuos, materia aprobada!

Hace cinco años que los los establecimientos porteños empezaron a colocar tachos verdes y negros, para enseñar a los alumnos a distinguir entre el material que puede ser reciclado y los residuos que deben ser tratados como basura. Desde que comenzó a implementarse el programa del Ministerio de Educación porteño, los chicos ya recuperaron 910 toneladas de materiales reciclables como papel, cartón, plástico, metal y vidrio.

La iniciativa permitió capacitar a unos seiscientos mil alumnos de todos los niveles y a 5300 supervisores, directivos, docentes y auxiliares. Ángeles Gómez Pizarro, responsable del programa, asegura que “no son las cantidades lo que más importa, sino que los chicos entienden la necesidad de cambiar las costumbres y reciclar. Ellos son agentes del cambio y grandes difusores de los hábitos”. Los promotores aseguran que lo que se aprende en el colegio llega a las casas. “De a poco los chicos se fueron entusiasmando con la idea de separar los residuos. Los que mejor separan son las escuelas de nivel inicial, los más chicos, que son muy receptivos”, dijo María Urioste, coordinadora del área de Gestión de Residuos del Programa Escuelas Verdes.

El proyecto que comenzó en 2010 busca promover el desarrollo sustentable, el consumo responsable y el principio de las tres R (reducción, reutilización y reciclaje) a través de la educación.

PEQUEÑOS AGENTES DE CAMBIO

Sustentabilidad: Aprender hoy, y para siempre

Sustentabilidad: Aprender hoy, y para siempre

El programa no se agota con la separación de residuos, sino que va mucho más allá: los chicos realizan visitas guiadas a CEAMSE, cultivan en huertas ecológicas y participan concursos. “Los niños son muy buenos receptores de las temáticas ambientales. Consideramos a los alumnos como agentes de cambio capaces de llevar a sus hogares los conocimientos adquiridos sobre el cuidado ambiental y ponerlos en práctica junto a sus familias, generando un cambio cultural”, aseguró Carlos Gentile, responsable del Programa Escuelas Verdes.

Los residuos se recolectan de manera diferenciada y, como en el resto de la ciudad, los materiales reciclables se entregan a las Cooperativas de Recuperadores Urbanos. Ellos se encargan de clasificarlos y acopiarlos para después venderlos a las industrias del reciclado, que a su vez los reutilizan como insumos para fabricar nuevos productos.

Share on FacebookTweet about this on Twitter



¿Qué opinás?

Your email address will not be published.