Perdurar en un árbol

521326_391151804325234_1310438305_n

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Árboles en lugar de lápidas y cruces. Un bosque lleno de vida en lugar de un cementerio gris y nostálgico.

Con esa imagen en mente, dos diseñadores italianos, Anna Citelli y Raoul Bretzel, crearon Capsula Mundi, un proyecto que busca una modalidad ecológica para los rituales que rodean a la muerte.
La idea de esta iniciativa, que aún no está implementada en la práctica, es que el cuerpo sin vida alimente al árbol que crece sobre él, trabajando sobre el concepto de vida tras la muerte.

Según argumentan desde el sitio, el proceso vigente para fabricar ataúdes no es sustentable, ya que es necesario cortar un árbol viejo de buena
madera, que tarda en crecer de diez a cuarenta años, para ser usado por únicamente tres días. Por su parte, Capsula Mundi no solo daría vida a un nuevo árbol con cada deceso, sino que evitaría que se talaran otros para crear nuevos ataúdes. Los de Capsula Mundi serían producidos con plástico de almidón extraído de plantas como papas y maíz, materiales completamente biodegradables. Dentro de estas cápsulas, el cuerpo se colocaría en posición fetal, y encima del mismo, iría la semilla del árbol elegido.

La persona podría elegir en vida la especie de árbol con la que querría perpetuarse y luego sus familiares se encargarían de su cuidado tras la muerte.

El plan: un bosque sagrado de diversas especies

El plan: un bosque sagrado de diversas especies

De avanzar con el proyecto, a mediano la plazo se buscar generar un bosque sagrado con el conjunto de árboles.

Para poder llevar adelante su inquietante idea, los italianos deben destrabar las trabas legales existentes, modificando las reglas vigentes para el cementerio tradicional a través de una reforma parlamentaria.

“El hombre no pertenece únicamente a la raza humana, sino a la compleja vida del planeta. Desde que el hombre ha sido capaz de expresarse por sí mismo a través de la escritura, el árbol representa la unión entre la tierra y el cielo, lo material y lo inmaterial, el cuerpo y el alma” concluyen los diseñadores italianos. La polémica queda abierta.

Share on FacebookTweet about this on Twitter



¿Qué opinás?

Your email address will not be published.